Mezuak

Rosalind Franklin

Inocente Youtube

Vivimos rodeados de tecnología. Hacemos uso de la tecnología. Nos encantan los gadgets que prometen mejorar nuestra calidad de vida. Quien más quien menos, todos piensan en ese carácter neutral de la tecnología, que, de tener alguna influencia en la sociedad, es para bien.  Ocurre que no es exactamente así. Autores como Winner y Wright ya alertaron del carácter no-neutral del progreso tecnológico, pero hemos de reconocer que no es fácil apreciarlo. ¿Quién podría decir que detrás del uso Youtube no existe ningún tipo de condicionamiento social? Esta aplicación, junto a otras similares, existe como parte de la experiencia social diaria. Adolescentes (y no adolescentes) de todo el mundo viven conectados compartiendo vídeos e involucrándose de forma nunca antes posible. La televisión (otra tecnología bajo sospecha de inherencia política) ni se acercaba a las posibilidades que las plataformas de vídeo en la web ofrecían, hasta que se han convertido en Smart TVs.  Youtube incluso ha evoluci

Conocer la web a nivel de usuario para conocer el mundo

Irudia
La escritura, y su historia, desde su irrupción hasta hoy en día, ha sufrido importantes cambios que han influido tanto en la difusión del conocimiento, como en el propio conocimiento en sí. Esta breve entrada no trata de realizar análisis de semejante envergadura, sino más bien destacar tres ideas que me resultan relevantes, en cuanto a mi labor como docente, (que es determinar qué debe saber un alumno y qué no) que concluyen en una pregunta que está generando bastante debate últimamente. Fuente imagen: laimprentacg.com La aparición de textos escritos ha permitido codificar el conocimiento del mundo natural. Se elaboran textos canónicos cada vez más densos que se interponen entre este mundo natural y el sujeto humano. Con la irrupción de la imprenta, la proliferación de libros que contienen, modifican o recopilan experiencias ficticias del mundo, el libro se convierte en objeto cognitivo activo para el conocimiento del mundo. El mundo se expresa a través de textos que explican, replic

Mujeres galardonadas con el...

En "Científicas de ayer y de hoy" ya vimos que detrás de muchos premios Nobel (y otros) se escondían historias de mujeres científicas que, a pesar de merecerlo, quedaron excluidas de él. En ocasiones, por no reconocer su papel protagonista en las investigaciones premiadas. Otras veces, incluso por desprecio y engaño. En el siguiente poster aparecen las mujeres que sí fueron premiadas en distintas disciplinas, a partir de 2009 hasta 2020. Ésta es solo una muestra de todas las galardonadas en la historia de los premios, aunque es de destacar que, de todos los premios Nobel otorgados hasta la fecha, por ejemplo, los otorgados a mujeres no llegan al 10 %. Sería interesante que la reflexión sobre por qué esto ocurre así se hiciera en profundidad. Y no me refiero a investigaciones de Ciencia y Género, que sé que las hay. Pienso más en edades tempranas donde los jóvenes se están impregnando de todo tipo de sesgos y prejuicios. Salirse un poco del efecto "Curie" y mostrar u

Comentario a la verdad, como valor epistémico

Verdad.  Uno de los grandes valores que todos creemos poseer. Lo cierto es que para que realmente consideremos algo verdadero, es necesario, al menos, que podamos aportar fundamento que así lo avale, y además que sea aceptado por la otra parte. Si no, no hay verdad que valga.  Podemos considerar la verdad como un valor epistémico, y según su correlato axiológico, entre otras muchas cosas (¡qué grande es la verdad!) favorece la eficacia de decisiones y acciones orientadas al bien social. No obstante, es cuestionable que sea realmente un valor solamente epistémico, ya que es nuestra propia cultura la que genera, promueve y transmite el conocimiento, determinando en cada comento qué es verdad. No toda forma de generar conocimiento otorga valor epistémico a la verdad . Así es, somos epistémicamente responsables, y a la misma par, socio-culturalmente responsables. Aquello que hacemos, nos hacer ser.  Dependerá, así, del compromiso que adquiramos como cultura para que realmente sea así, la

El fin de la naturaleza... por Bruno Latour

Irudia
“El fin de la naturaleza ”... Así, fuera de contexto, podría parecer que estamos hablando de que la naturaleza está muriendo, se acerca a su fin. Es cierto que unas decenas de años atrás han saltado las alarmas, y que numerosos indicadores apuntan a que el clima está cambiando. Alarmas, porque no deberíamos entender este cambio como un ciclo natural que está ocurriendo, “y que ya pasará”.  Bruno Latour , filósofo, sociólogo y antropólogo de la ciencia francés, en su libro “Cara a cara con el planeta. Una nueva mirada sobre el cambio climático alejada de las posiciones apocalípticas”, nos habla de la relación entre ciencia y política, centrándose en la cuestión de los climas. En concreto, en la primera de sus conferencias que recoge el libro, habla de la inestabilidad del concepto “naturaleza”, así como del cambio climático.  Fuente: wikipedia Latour reflexiona sobre el papel del hombre (y de la mujer) y su relación de estos con la naturaleza, abordando dos dominios, el de la naturalez